Cómo hacer las mejores presentaciones en la universidad para tus trabajos y TFG/TFM

7 minutos
Escrito por: Natalia De la Peña Frade

¿Hay nervios? ¡Normal!

Cuando estás preparando un trabajo, no puedes dejar de pensar en una cosa: la presentación ante el resto de la clase y profesorado. ¡Cuando llega ese momento, todo son nervios!

¡Y ya no digamos si estás en el último año de tus estudios de grado, licenciatura, máster, posgrado o maestría y tienes que ir pensando en la presentación de TFG, TFM o tesis. Bueno, o cualquier tipo de trabajo final de estudios, que ya sabemos que la denominación cambia según el país. 

Elaborar un trabajo o proyecto es todo un reto porque implica una gran autonomía y porque tienes que demostrar la capacidad para aplicar los conocimientos adquiridos y las competencias relacionadas. 

Por si fuera poco, con tu presentación también tienes que evidenciar tu dominio de las herramientas digitales y demás fuentes de búsqueda de datos. ¡Cuántas cosas! ¿verdad? 

¡Genially al rescate! Hemos creado este post para ti, que como tantos miles de estudiantes te enfrentas a la presentación y defensa de tus trabajos universitarios sin una formación previa sobre cómo comunicar o presentar de manera eficaz. 

Y es que tenemos información de primera mano (¡de profes de universidad!) sobre la combinación de factores decisivos para tenerlo todo controlado y conseguir la mejor nota posible. 

Fases para hacer la mejor presentación de toda tu clase

Hemos detallado el proceso en 5 fases. Puede que algunas te parezcan menos importantes que otras, pero no creas: cada una aporta su granito de arena a tu éxito. ¡Dales cariño! 

1. Inspírate

Te irá muy bien empezar con un ejercicio de reflexión para inspirarte y saber qué contenidos incluir en tu presentación. Dedica tiempo a obtener información de distintas fuentes:

  • Habla con estudiantes que hayan hecho una presentación para la misma asignatura en otros cursos anteriores.
  • Haz una lista de posibles temáticas que no estén muy saturadas y sobre las que puedas tener acceso a datos: ni queremos tratar un tema totalmente novedoso sobre el que no haya nada escrito, ni uno sobre el que ya se haya dicho todo y no aporte demasiado. 
  • Haz una búsqueda online para ver otros trabajos relacionados con tu materia.

Una vez hecha la elección del tema y cuando sepas más o menos los contenidos que quieres incluir, te irá bien crear un mapa conceptual

Los mapas conceptuales son una herramienta muy útil para hacer un primer cribado de información y tener una visión global sobre cómo dividirla en capítulos. Prueba a plasmar la información en una plantilla como esta:

2. Planifícate bien

Ya conoces los aspectos que quieres recoger, ¿qué tal si te marcas unos plazos? Igual que cuando haces tu calendario de planificación en época de exámenes. Te irá genial crear un timeline para organizarte, acordando con el tutor las fechas de revisiones de bloques y las entregas. 

Es mucha tarea la que tienes por delante. Si lo fraccionas en pequeños objetivos, te resultará más fácil abordarlo. Ordenar tus objetivos en un calendario te servirá para reforzar tu compromiso personal y favorecerá que no te desvíes mucho de los plazos inicialmente marcados. Puedes incluso compartirlo con tu profesor o profesora. O, si se trata de un trabajo en equipo, con el resto de tus compañeros.

¿Quieres un consejo profesional sobre creación de contenido? El contenido hay que dejarlo reposar una vez creado. Necesitas alejarte unas horas para revisarlo con la mente clara, por eso no funciona lo de dejarlo para última hora. Tómate tu tiempo para sacar el máximo partido de tu trabajo, todo mejora con una buena revisión.

3. Documéntate

Trabaja con bases de datos científicas y fuentes de información contrastadas y confiables. Las universidades cuentan con un amplio catálogo de bases de datos, libros y revistas para su alumnado. ¡Tienes todo un universo de recursos físicos y electrónicos a tu disposición! En ellos puedes leer multitud de artículos académicos sobre los aspectos que se relacionan con el tema elegido para tu trabajo o proyecto. 

Hazte con un buen volumen de artículos sobre tu tema y subraya las partes más importantes de cada uno de ellos. 

Si vas a incluir datos numéricos o bien una frase o párrafo de otra persona, recuerda el modo correcto de citar las fuentes. Por lo general, el método de citación seguido son las normas APA. En caso de dudas sobre las reglas de citación de autores y datos, el profesorado está habituado a trabajar con ellas y puede darte las mejores instrucciones.

¿Sabes qué queda genial? Un mapa mental como cuadro resumen de las referencias bibliográficas. Es más fácil de lo que parece. Solo tienes que elegir la plantilla que mejor se adapte  e ir incluyendo la información en cada punto. 

4. Prepara tu contenido

Estoooo… una pregunta: ¿ya sabes cuánto tiempo te dan para presentar? Lo que está claro es que tienes que ajustarte sí o sí al tiempo que te conceden. Pueden ser 15 o 30 minutos. 

Una vez que conozcas la duración de la exposición, lo siguiente será seleccionar bien el contenido. Por mucho tiempo que tengas para presentar, es imposible llegar a ver todo el trabajo de meses. Por eso tienes que elegir y destacar lo fundamental.

¿Qué información no puede faltar en la presentación de un trabajo o proyecto universitario?

Durante tu período universitario, tendrás que hacer diferentes tipos de trabajos y proyectos. Se resumen en dos grandes tipos:

  1. Los trabajos y presentaciones que deberás hacer en las diferentes asignaturas y que contribuirán a la evaluación y calificaciones de cada una.
  2. Tu trabajo final de TFG, TFM o tesis, y su posterior presentación ante el tribunal. 

1. Trabajos y presentaciones a lo largo de tus estudios

A lo largo de tu vida universitaria, lo más seguro es que debas enfrentarte a varios trabajos y sus presentaciones, según tus materias. En función de los criterios de cada una, la estructura de la presentación podría variar.

Pero para que te hagas una idea, para este tipo de presentaciones, además de la introducción, el desarrollo y las referencias, deberás incluir:

  • El objetivo general y los objetivos específicos.
  • Las conclusiones. Puedes numerar las conclusiones, hacerlas por apartados o por bloques. No se trata de hacer un resumen de tu trabajo sino de detallar lo que has aportado. 
  • Al final, el agradecimiento. Dedica la última parte a dar las gracias a tu público por su atención y a responder sus preguntas y consultas.

Estas plantillas para trabajos y proyectos universitarios incluyen todos los slides imprescindibles y alguno más por si lo necesitas. Los diseños son muy visuales y vienen con la estructura ya preparada.

Si usas alguna de estas plantillas ¡tienes parte del trabajo hecho! Puedes modificar el diseño todo lo que quieras: son completamente personalizables.

2. Trabajo y presentación de tu proyecto final de estudios, TFG o TFM

Este tipo de trabajo es mucho más extenso que los anteriores. Normalmente, se te pedirá que adoptes un rol más investigador y que desarrolles una o varias hipótesis y resultados. 

Por lo tanto, tu presentación deberá incluir los siguientes apartados: 

  • La justificación. Argumenta por qué has elegido esa temática. Piensa por qué es importante resolver determinados problemas en ese sector, qué beneficios sociales se aportan y qué contribución al conocimiento se realiza. 
  • El objetivo general y los objetivos específicos.
  • Las hipótesis. Por lo general, se recomienda incorporar todas las hipótesis en la presentación, pero si no dispones del tiempo suficiente, elige las más importantes.
  • La metodología empleada. Aquí puedes hablar de cómo has obtenido los datos y qué proceso has seguido para analizarlos. 
  • Los resultados. Explica cada resultado, su significado, contrástalo con los resultados obtenidos por otros autores y confirma o rechaza las hipótesis planteadas.
  • Las conclusiones. Puedes numerar las conclusiones, hacerlas por apartados o por bloques. Incorpora también aquí algún comentario a las futuras líneas de desarrollo o investigación de la materia, así como sus limitaciones e implicaciones.
  • Cierre y agradecimiento final. Y una vez respondas a todas las preguntas… ¡ya está, ya puedes respirar!

Si necesitas plantillas específicas para tu trabajo o proyecto final de estudios, ¡las tenemos! Elige la que mejor se adapte a tu temática o rama y deja al tribunal con la boca abierta. Para muestra, un botón: 

Sea cual sea el tipo de trabajo y presentación que estés preparando, recuerda:

  • Simplificar al máximo el texto 
  • Transmitir uno o dos mensajes fundamentales por diapositiva 
  • Ordenar el contenido 
  • Emplear imágenes de gran calidad libres de derechos
  • ¡Y aprovechar todo el poder de la interactividad!

¡Por fin! Triunfa con tu presentación

¡Contenido listo y revisado! Ya ha pasado lo peor… ¡o casi! Porque pensar en la presentación delante de más personas también te asusta un poco, ¿verdad? 

Con estos consejos, vas a hacer una exposición brillante, y te va a costar menos de lo que piensas:

  • Durante tu presentación tienes una meta clara: conseguir atraer la atención de tu público. No te preocupes, lo traes hecho de casa: la interactividad y la animación son tus cartas ganadoras.
  • Si eres capaz de transmitir confianza, tu audiencia sentirá que dominas el tema estudiado. Proyecta tu voz, busca el contacto visual, no des la espalda a tu público, mantente en una postura segura y gesticula sin excederte para reforzar las ideas claves.

Tu actitud corporal es el reflejo de ti mismo, intenta transmitir confianza y seguridad.

  • Recuerda los consejos básicos para hablar en público: no cruzar los brazos, no meter las manos en el bolsillo y mejor que estés de pie durante toda la presentación.
  • Pero entonces, ¿qué hago con mis manos? De verdad, que no… ¡no hace falta que te cortes los brazos! Para controlar tus manos, prueba a sostener siempre algo  durante la presentación: un boli, un puntero o un pasador de diapositivas.
  • Mira a todo el público de forma constante. A menudo caemos en mirar únicamente a la persona que nos transmite más confianza, pero haz un esfuerzo por intentar mirar a todas las personas que lo componen con relativa frecuencia. 
  • Mantén pensamientos positivos, es el mejor salvavidas para no ahogarse en los nervios. Recuerda que eres quien más sabe de este tema. ¡Confía en ti!

Te deseamos toda la suerte del mundo… y un último consejo: termina con una sonrisa sincera, porque a todas las personas nos gustan las sonrisas.

Natalia De la Peña Frade
Natalia De la Peña Frade
Content creator: intento escribir cosas que te guste leer

Aprende todo sobre la comunicación interactiva en Genially Academy

Post relacionados

3 comentarios

  1. Luna buen día, antes que nada felicitaciones al equipo Genially que siempre está en constante evolución, atendiendo las diversas necesidades de los usuarios.
    Por otra parte deseo compartir con ustedes cómo hice uso de Genially tomando en consideración mucho de lo que propones en el artículo, donde finalmente la espera para ese 10 de octubre del 2019 llegó con muy buenos resultados de parte de mis sinodales, la obtención de grado LEIP con Mención honorífica.

    Sólo emplee 25 de los 30 minutos que me otorgaron, que se sustentó con el documento de tesis que leyeron, la vinculación con otros productos que ocupé en el Proyecto de Intervención fue lo que impactó más.

    Te dejo el link Genially, no sin antes agradecer a mi esposa quien me apoyó con el pase de las diapositivas, ya que me cambiaron de aula y quedé muy lejos de la computadora y pantalla. Los ensayos previos en casa fue parte de la organización.
    Reitero mis felicitaciones al equipo y seguimos en contacto desde la Ciudad de México.
    https://view.genial.ly/5d9e1abc33b238100a54eef1

  2. Hola Ignacio!
    En nombre de todo el equipo, agradecemos tus palabras tan cariñosas. Desde Genially queremos darte la enhorabuena por tu trabajo, es una investigación muy completa y de gran calidad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *