Gamificación para empresas: transforma cada formación en una experiencia

8 minutos
Índice

Si te dedicas a la formación corporativa, seguro que ya te has dado cuenta de lo difícil que resulta conectar con los equipos y enganchar con tus formaciones. 

Tú lo sabes, yo lo sé. La mayoría de profesionales, cuando se enteran de que tienen una formación, piensan: ‘Con la de trabajo que tengo y ahora me tengo que poner con esto’. O bien: ‘A mí no me pagan para perder tiempo con -insertar tema-’. Y claro, eso complica las cosas.

Vengo a contarte que tus formaciones pueden ser mucho más divertidas, motivadoras y productivas. ¿Cómo? Con la gamificación para empresas, una estrategia cada vez más popular. 

¿Qué es la gamificación en empresas?

La gamificación consiste en aplicar dinámicas propias del juego en contextos ajenos a este para explotar su enorme poder motivador. La idea es aprovechar las emociones que sentimos cuando jugamos para alcanzar objetivos que van más allá del entretenimiento. 

A nuestro cerebro le estimulan las recompensas, el reconocimiento y la idea de competir. Por eso muchas empresas crean sistemas gamificados para incentivar las ventas, además de utilizar la gamificación en marketing, en programas de fidelización de clientes y en muchas otras acciones. 

Pero, como te decía, hoy estoy aquí para hablar de la gamificación en la formación corporativa. Si sigues leyendo, descubrirás algunos de sus beneficios junto con varios trucos para disparar la participación en tus formaciones. 

Gamificación para recursos humanos

Los departamentos de recursos humanos de muchas empresas utilizan la gamificación como estrategia de formación, tanto durante el onboarding de nuevas incorporaciones como en la formación de equipos ya integrados

El onboarding forma parte de la primera impresión que las personas reciben de una empresa. Vale la pena esforzarse para que sea divertido y enganche desde el principio. 

Más allá de la incorporación, utilizar la gamificación ayuda a mejorar los resultados de formaciones sobre cualquier tema, como la cultura, las políticas, los productos y los procesos de la empresa. 

¿Y por qué la gamificación dispara el aprendizaje? Porque cuando jugamos, liberamos en nuestro cerebro dopamina, serotonina y endorfinas, que son sustancias relacionadas con la felicidad y el placer, con la motivación y la sensación de logro. 

Por eso a todo el mundo le gusta jugar. ¡Nunca subestimes el poder del juego! Piensa por ejemplo en Pokémon. Este juego provoca que millones de personas que en otras circunstancias no se hubiesen movido del sofá recorran kilómetros a la caza de esos animalitos virtuales.

GENIALLY ACADEMY

Curso: Aprende a gamificar

Vídeos, trucos y recursos para crear gamificaciones increíbles

Beneficios de utilizar la gamificación en training corporativo

  • La gamificación aumenta la participación de los equipos en los cursos de formación, contribuye a mejorar la adherencia y a reducir la tasa de abandono. Si la experiencia de aprendizaje es interactiva, inmersiva y divertida, todo el mundo estará deseando participar.
  • Mejora la retención de los conceptos. Esto se debe a que los juegos tienen la capacidad de activar el hipocampo, el área del cerebro relacionada con la generación y recuperación de recuerdos. Retención en este contexto significa que los conceptos se transfieren de la memoria a corto plazo de nuestro cerebro a la memoria a largo plazo. Es algo fundamental en la formación de equipos, porque es lo que permite que una persona pueda recuperar esa información cuando la necesite, para utilizarla en la práctica en su día a día. 
  • Permite aprender en un entorno seguro, y convertir el miedo al fracaso en una experiencia de aprendizaje divertida y atractiva. Claro, no es lo mismo fallar en un escenario simulado que en una situación real. Tener la oportunidad de aprender jugando elimina el estrés del aprendizaje. Sin estrés, la retención de los conceptos mejora, y también la experiencia de aprendizaje. 
  • Permite ofrecer feedback en tiempo real. Esto mejora el aprendizaje de dos formas. Por una parte, con la información sobre los avances y las dificultades de quienes aprenden es posible iterar los materiales para adaptarlos a sus necesidades. Y por otra, la información llega justo en el momento en el que los participantes tienen la duda, así que cualquier error se corrige en el momento y los conceptos se fijan con más fuerza.

Más allá del proceso de aprendizaje, la gamificación impacta de forma positiva en los resultados de la empresa. Implementar un programa de formación gamificada traerá consigo cambios de comportamiento en el trabajo y hace que mejore la disposición del equipo hacia el proyecto empresarial. La productividad, la comunicación y la colaboración entre personas y equipos saldrá beneficiada.

¿Quieres un ejemplo? Un estudio desarrollado por KPMG reveló que la gamificación en la formación de los equipos contribuyó a aumentar las comisiones cobradas por las oficinas participantes en más de un 25%. Tras utilizar la app diseñada para el estudio, el número de clientes aumentó hasta un 16%, y las oportunidades de nuevos clientes aumentaron hasta un 22%.  Además, un 89% de participantes recién incorporados aseguró que la app les hizo percibir KPMG como una empresa innovadora y un buen sitio para trabajar.

6 tips para elevar la participación y la tasa de finalización de tus cursos hasta el infinito

  1. Elige los elementos y la mecánica del juego más adecuados a tus objetivos. Tableros de clasificación, sistemas de puntos, retos como breakouts y escape games o simulaciones de escenarios reales suelen funcionar muy bien. En cuanto a los elementos, cronómetros, cuentas atrás, insignias y recompensas contribuirán a hacer cualquier gamificación más motivadora y emocionante. Por ejemplo, puedes utilizar quizzes antes de una formación para saber cuál es el nivel de conocimiento previo sobre un tema o después, para afianzar conocimientos y ver el rendimiento de la formación.

Los escape rooms permiten plantear dinámicas individuales o en equipo, capaces de enganchar y emocionar. Y las simulaciones o escenarios ayudan a los equipos a plantearse ciertas situaciones en primera persona. Mira este ejemplo:

2. Establece recompensas para conseguir un extra de dopamina en quienes participen en tus formaciones. A todo el mundo le gusta recibir recompensas como reconocimiento a sus esfuerzos. En la recompensa está la clave de la motivación. Los premios no sólo motivarán a las personas a completar el curso. Además les dejarán un buen sabor de boca que les hará tener ganas de repetir la experiencia en el futuro. Por otra parte, el premio es un refuerzo positivo que también ayuda a que se recuerde mejor cualquier concepto.

Puedes combinar un sistema de puntos con uno de niveles. Para ello, define diferentes niveles de conocimiento y pon nombres inspiradores a cada nivel: especialista, master… Los participantes pueden acumular puntos por responder bien a las preguntas o resolver las pruebas. Cuando consigan un determinado número de puntos, consiguen una insignia y podrán acceder al siguiente nivel.  

3. Incentiva un poco de competencia sana. Pon a la vista del equipo los tableros de clasificación que muestran los puntos conseguidos o las insignias recibidas y actualiza la información de forma frecuente. Comentar los resultados de forma constructiva con el equipo también puede animar a los participantes a querer escalar posiciones y subir de nivel. Otra idea es organizar concursos para despertar cierta competitividad.

4. Utiliza el storytelling como línea conductora de los diferentes contenidos de tu formación. Crea una historia con uno o más personajes y haz que tus formaciones sean como capítulos de su historia. Esto da una sensación de continuidad que impulsa la participación, porque todo el mundo querrá saber cómo termina la historia.

5. Facilita la colaboración entre participantes. Los juegos en equipo impulsan el sentido de pertenencia y contribuyen a impulsar la participación activa en la formación.

6. Diseña contenidos interactivos. ¡La interactividad engancha! Los elementos interactivos potencian la participación y atraen los clics. Además, los contenidos interactivos facilitan el autoaprendizaje. Las personas exploran cada recurso a su ritmo, haciendo clic cuando están preparados para leer más información. De esta manera, la participación y la implicación se hacen realidad. 

WEB

¡Gamifica con Genially!

Crea contenido interactivo y gamificado para tus formaciones:

  • Miles de plantillas interactivas y widgets para crear juegos, quizzes, escape room y más
  • Integración con LMS y con miles de herramientas
  • Métricas de actividad para obtener datos de respuestas y monitorizar los avances

Buenas prácticas para aplicar la gamificación en formación empresarial

Sacar el máximo provecho a la gamificación implica desarrollar un sistema completo que combine diferentes mecánicas del juego, y aplicar los principios del diseño instruccional. Añadir algún contenido gamificado de forma aislada seguro que hará que los equipos disfruten más con la formación, pero es poco probable que provoque cambios significativos. 

Lo primero siempre es definir el objetivo principal y los objetivos secundarios de la formación, siempre alineados con los objetivos empresariales. ¿Se trata de una formación sobre un procedimiento o necesitas potenciar el trabajo en equipo? Tener estos objetivos a la vista desde el principio te ayudará a elegir las herramientas y las dinámicas más adecuadas. 

Además de asegurarse de que la mecánica del juego está sincronizada con los objetivos del aprendizaje, es fundamental pensar en las personas a quienes va dirigida. Crea un storytelling que tenga en cuenta sus motivaciones y preferencias. 

¡Juega! La única forma de saber si tu gamificación funciona bien es probarla. Pide feedback a los equipos para poder mejorar tus recursos en próximas iteraciones.

Analiza los resultados de tus formaciones para identificar áreas de mejora y maximizar el impacto de tus formaciones. ¡Los resultados serán cada vez mejores!

¡Despídete de las formaciones aburridas! Si sigues estos pasos, puedes gamificar tus formaciones y conectar como nunca con los equipos. Ah, ¿que ya utilizas Genially para crear recursos de training gamificados? Deja un comentario para compartir tu experiencia con la comunidad, ¡que todo el mundo vea lo genial que es tu contenido!

Natalia De la Peña Frade
Natalia De la Peña Frade
Content creator: intento escribir cosas que te guste leer

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Crear contenidos interactivos es fácil, muy fácil

Tu plan gratuito no caduca nunca, no somos como los yogures.