Cómo crear posts alucinantes: 10 consejos de marketing de contenidos

8 minutos
Escrito por: Darya Jandossova Troncoso
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

¿Alguna vez has empezado un post a partir de un título genial y cuando ibas ya por la mitad te has dado cuenta de que no sirve? 

Sería genial tener una lista que pudieses consultar durante el proceso de creación de contenidos para asegurarte de que eso no te vuelva a pasar, ¿no crees? Mira esta lista con los errores a evitar:

¿Por qué es tan importante crear buen contenido?

Hay artículos por todas partes. Es normal porque son el ingrediente esencial de muchas acciones y estrategias de marketing. Solo hay una forma de destacar, y es crear contenido verdaderamente bueno.  

Utilizar esta lista práctica te ayudará a crear artículos originales y de calidad con los que enganchar a tu público y conseguir que se queden a leerte. 

Además, a los buscadores como Google les encanta el buen contenido. Cuanto más completo e informativo es, más posibilidades de éxito tendrás. Los contenidos geniales también te ayudan a:

  • Fidelizar a tu público: es más probable que vuelvan si tus contenidos son de alta calidad.
  • Obtener reconocimiento de marca: los artículos alucinantes transmiten la mejor imagen de tu marca, generando una impresión en tu público que puede llevarles al mismo centro del embudo de conversión.
  • Compartir en redes: los buenos contenidos tienen más posibilidades de ser compartidos en redes sociales y, por tanto, de multiplicar la visibilidad de tu marca.

Vamos a ver cuáles son los pasos para lograrlo.

10 consejos de marketing de contenidos

1. Aún no es el momento de pensar en el título 

En vez de romperte la cabeza pensando en el título definitivo, concreta el titular del tema cuando establezcas tu calendario editorial del mes, lo que en periodismo se conoce como ‘slug’. Se trata de sintetizar el título en 2 ó 3 palabras. La idea es que sirva para concretar el tema del artículo, pero sin limitarlo. 

Los ‘slugs’ funcionan muy bien porque son lo bastante largos para guiar tu contenido, y lo bastante cortos como para no restringirlo.

Al avanzar más en el desarrollo del contenido podrás decidir un título definitivo, ya que obtendrás la perspectiva que necesitas para encontrar un título que sea al mismo tiempo capaz de enganchar y de abarcar tu tema.  

2. Hay que investigar. Elemental, querido Watson

Muchas veces no se invierte el tiempo suficiente en escuchar a la audiencia a la hora de crear una estrategia de content marketing, y claro: así no hay quien conecte con el público.

Hay una técnica de ventas súper eficaz con origen en la psicología que consiste en ‘reflejar’ el comportamiento del cliente. 

Piénsalo desde la perspectiva de tu público: es mucho más probable que algo que estás leyendo te parezca fiable si suena parecido a como lo escribirías tú, tu amiga, un familiar o un vecino tuyo. ¿Qué palabras y expresiones usa tu audiencia para describir tu producto o servicio? Para saberlo, hay que investigar.

Para descubrir qué está comentando la comunidad, puedes usar Google search, Facebook, Instagram, y otras redes sociales.

Hay algunas herramientas como Answer The Public o Ubersuggest que también te ayudan a entender y profundizar en la manera en que la gente habla de tu tema. Y las herramientas de investigación de palabras clave te dirán cuánto se habla de cada subtema.

Reseñas de clientes, user-generated content, recomendaciones y comentarios en redes sociales te darán pistas sobre las palabras que se usan, el tono y lo que más interesa a tu audiencia.

A nivel interno, puede que ya tengas información sobre esto sin saberlo. Las dudas que tus clientes preguntan a tu departamento de soporte por teléfono o email son un excelente punto de partida para comprender a tu audiencia.

Además, investigar a tu público con herramientas como Google Analytics te puede ayudar a descubrir cuáles son tus contenidos más populares.

Una vez que hayas investigado tu público objetivo y tus clientes, utiliza esta información para crear personajes que les representen, los llamados ‘buyer persona’. Es mucho más fácil hacerlo con una plantilla como esta:

Después de investigar a tu público objetivo y crear tus buyer personas, estarás mucho más cerca de dar en el clavo con tu contenido.

3. Un gran esquema lleva a un gran post 

Empieza con un esquema a modo de borrador.

Para crear un marco de trabajo eficaz, añade ejemplos de citas, reseñas, tono, trucos de marketing, analogías, o palabras específicas y palabras clave. Luego, añade las preguntas que quieres responder con tu artículo.

Una fórmula sencilla y muy utilizada en marketing para crear textos de impacto es el PAS o Problema-Agitación-Solución.

Consiste en presentar primero las dificultades que tienen las personas, y luego razones de peso que solucionan esas dificultades.

Por ejemplo, un anuncio de una empresa de colchones podría decir: ‘¿Cuándo fue la última vez que dormiste verdaderamente bien?’. A continuación, dirán: ‘Una noche de mal sueño puede causar irritabilidad, baja productividad en el trabajo, o incluso problemas psicológicos’.

Al final del artículo, después de mencionar varios problemas más que puede que tengas como resultado de la falta de sueño, se presenta la solución: ‘Empieza la mañana con energía después de un buen descanso con la almohada BluTek, con tecnología NASA para asegurar una perfecta alineación durante toda la noche’.

Crear un esquema a partir de una estructura basada en la psicología como el PAS dará a tu público una sensación de seguridad, porque es una estructura que nos resulta familiar. En esta era digital estamos expuestos a muchos anuncios del mismo formato.

Si quieres destacar, puedes utilizar otras herramientas, como  AIDA (atención – interés – deseo – acción). Incluso podrías romper el molde y sorprender con un contenido de estilo narrativo, con diálogo y acción.

Y también puedes utilizar un estilo expositivo, que es quizás el tipo de contenido más común hoy en día.

Contenidos largos, bien investigados como este post se consideran expositivos. Los contenidos expositivos explican desde los conceptos más básicos hasta los más avanzados, para englobar una gran variedad de conceptos e ideas relacionados con un tema.

4. Busca una perspectiva única 

Definir la perspectiva y enmarcar tu contenido te será muy útil en este punto.

Para crear una perspectiva única, empieza por revisar con espíritu crítico alguna obviedad sobre tu tema. Puedes usar este enfoque para plantear preguntas críticas. Por ejemplo:

  • ¿Hay algunos conceptos que todo el mundo da por sentado a los que tú podrías dar un vuelco y plantear al contrario?
  • ¿Puedes crear algunas situaciones donde se haga imprescindible tener esas experiencias contrarias?
  • ¿Te ha pasado alguna de estas experiencias a ti? 

Crear una perspectiva única en lugar de repetir lo que todo el mundo ya sabe hará que valga mucho más la pena leer tu contenido. Y después, ya puedes crear un título de impacto. 

5. Apuesta por elementos visuales

Los elementos visuales pueden funcionar como pilares en torno a los que construir tu contenido.

Ahora que tienes los conceptos generales en mente, marca los puntos donde irán las imágenes, GIFs o vídeos y crea tu contenido alrededor de estos recursos. Los elementos visuales geniales multiplican las posibilidades de que tu contenido se comparta.

¿Por qué no crear tus propios elementos visuales? Las imágenes personalizadas se comparten mucho más, así que vale la pena el esfuerzo. Puedes utilizarlas para llamar la atención sobre algún concepto o contar una historia sin necesidad de utilizar palabras.

6. Atrapa con texto en imagen

Las imágenes no deberían ser bonitas sin más, sino que deberían servir para enfatizar el texto.

Convierte una cita, algo importante, o incluso una frase llena de suspense en una imagen. Es lo más eficaz para captar la atención de tu público, y hacer que sigan leyendo para ver qué viene a continuación.

Igual que los titulares, las imágenes también son geniales para enfatizar una nueva perspectiva o una idea que no encaja en ‘lo de siempre’.

Tu audiencia pensará: ‘Oooh, eso no me lo esperaba’, y tendrán ganas de descubrir lo que vas a decir en la siguiente sección.

7. Más breve, más potente

La brevedad aumenta la potencia de lo que escribes, ayuda a mantener la atención de tu público y potencia la interacción.

Revisa todos los casos en los que utilizas:

  • Si
  • Y
  • Pero
  • O – y considera la posibilidad de reformular el texto sin utilizar estas palabras.

Puede que tu artículo suene más autoritario sin ellas. Quizá sea una manera genial de conseguir que sea conciso y demostrar más asertividad con tus opiniones.

Asegúrate de que los párrafos no ocupen la altura entera de la vista para que tu público no se enfrente a una pared de texto. Recuerda que la tasa de rebote se dispara cuando las personas encuentran un gran bloque de texto al cargar una página.

8. Descubre las herramientas de corrección

Antes de publicar tus artículos, usa herramientas como Lorca Editor para mejorar la gramática, y el vocabulario, y también para superar malos hábitos. Por ejemplo:

  • El uso de la voz pasiva
  • El uso excesivo de adverbios
  • La repetición de palabras
  • Las faltas de ortografía

La mayoría de estos errores se cometen cuando quien escribe se centra en hacer más largo el contenido, en vez de en enmarcar su argumento persuasivo o en mantener la brevedad.

Me encantan estas herramientas de edición con inteligencia artificial porque proporcionan detalles sobre el porqué de sus sugerencias. Así aprendes mientras recibes feedback del editor.

Poco a poco irás mejorando y necesitarás el editor cada vez menos.

9. La mejor llamada a la acción es sutil

La CTA (Call To Action o llamada a la acción) es la parte donde incitas al público a hacer algo, como ‘leer más’, ‘descargar’, o ‘inscribirse’, y es uno de los elementos clave de una campaña de marketing digital bien ejecutada. Suelen situarse en botones bien visibles que destacan en el contenido.

Pero los CTAs pueden ser mucho más sutiles y se pueden entretejer a lo largo de todo el contenido. Si estás vendiendo productos o servicios en tus artículos, acuérdate de que el esquema más común es el PAS.

Estamos tan habituados a la fórmula PAS que ya lo esperamos. Tendemos a no darnos ni cuenta de que es una fórmula de persuasión. 

En el esquema PAS, el CTA va al final, pero no tiene por qué ser así siempre. Existen formatos menos obvios, más naturales, que incorporan señales sutiles para que la audiencia actúe.

10. Supera el síndrome de la sobre-edición

  • ¿Tu contenido está terminado? 
  • ¿La longitud está bien o se te ha ido de las manos?
  • Si lo estás editando bien, ¿no debería estar acortándose? 
  • ¿Se mantiene el tema principal y la perspectiva con que empezaste? 

Muchos artículos mueren por sobre-edición o perfeccionismo. 

Quizás te vendría bien dar diferentes versiones de tu artículo a algunas colegas o compañeros para que lo lean y te den feedback. Puede que te sorprendas y que a la mayoría le gusten las versiones anteriores menos pulidas.

Y ya está.

Ya puedes empezar a crear artículos alucinantes con la ayuda de esta checklist. Así que adelante, da rienda suelta a tu boli (teclado) y tu creatividad, y crea algo que nadie jamás ha creado.

Darya Jandossova Troncoso
Darya Jandossova Troncoso
Darya Jandossova Troncoso es fotógrafa, artista, y escritora que está trabajando en su primera novela y gestionando un blog de marketing digital - MarketSplash. En su tiempo libre le gusta pasar tiempo con su familia, cocinar, crear arte, y aprender todo lo que hay sobre marketing digital.

Aprende todo sobre la comunicación interactiva en Genially Academy

Post relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *