Como crear el pitch deck perfecto para tu startup

6 minutos
Escrito por: Natalia De la Peña Frade
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Presentar con éxito una idea de negocio suele ser bastante complicado. Si tienes clara la estrategia de comunicación a seguir y sabes cuáles son tus principales puntos fuertes, un pitch deck puede ser el pase de oro para triunfar con la presentación de tu proyecto

¿Qué es un pitch deck?

Un pitch deck es una técnica de venta que se utiliza para comunicar un producto o servicio, bien con el objetivo de conseguir interesar a un inversor en tu proyecto emprendedor o startup, o bien para darlo a conocer en otros ámbitos, como concursos o eventos. 

Al decir pitch deck puedes estar hablando de dos cosas: 

  • De la presentación o documento que preparas para enviar a un inversor, que tiene que ser atractivo y contener todo lo que buscan los inversores en un pitch deck, es decir, las key-answers 
  • De la reunión en la que expones esa presentación.

Cómo crear un buen pitch deck

Si vas a utilizar el pitch deck como primer paso para conseguir los fondos necesarios para llevar a cabo tu idea de negocio, tu objetivo será despertar el interés de los inversores y dejarles con ganas de saber más. Casi seguro que no saldrás de la reunión con un cheque en el bolsillo, ¡pero necesitas conseguir una segunda reunión!

Puedes inspirarte con los ejemplos de pitch deck de compañías súper exitosas, como el que utilizó AirBnB en 2007, con el que consiguió 600.000 dólares.

En la portada de su presentación resumieron su negocio con la frase “Book rooms with locals, rather than hotels”, exactamente 7 palabras. “Reserva habitaciones con gente local, en lugar de hoteles”. 

La capacidad de sintetizar e intrigar es evidente. Si te pones en la piel de quienes escucharon por primera vez esta frase, ¿no crees que te quedarías con ganas de saber más?

La presentación de pitch deck debe ser breve. En este post sobre qué es pitch, encontrarás la explicación detallada de las 10 slides que necesita tu pitch deck. Pero antes de empezar, conviene que sepas una cosa: tu idea de negocio no interesa al inversor (ni a nadie). A los potenciales inversores, lo que les interesa es que su dinero regrese pronto, cuanto más aumentado, mejor. Y a cualquier público en concursos y otros eventos le interesará la capacidad que esa idea tiene de triunfar en el mercado.

Por eso, antes de empezar con el diseño de tu pitch deck, tienes que tener muy claro que no se trata de hablar de tu proyecto, sino de hacerlo de forma convincente. Necesitas seducir con tu idea, conseguir que, entre todos los proyectos que un inversor ve cada día, el tuyo sea el elegido. 

Esto supone priorizar cierta información sobre otra. Tu idea tiene que brillar, pero la capacidad de esa idea de convertirse en negocio exitoso tiene que destacar más aún. Así que no basta con tener una idea de negocio genial. Necesitas que resulte interesante, atrayente y prometedora

Una buena práctica es empezar con una frase impactante y descriptiva de tu negocio. A partir de ahí desarrollarás la información relevante para los inversores: detalles sobre el producto o servicio y el problema que resuelve, el modelo de negocio, la estrategia de monetización y el equipo capaz de llevarlo a cabo. La guinda del pastel será una llamada a la acción clara.

¿Quieres ver un ejemplo real? Compartimos contigo uno de los pitch decks de Genially. ¡Seguro que te inspira!

¿Qué debe tener un pitch deck? Claves para crearlo

Las dudas más comunes a la hora de hacer un pitch deck son cuánto tiene que durar y qué información debe contener exactamente.

Lo cierto es que no existe una teoría exacta y universal para esto. Una buena referencia es el genial gurú del marketing, Guy Kawasaki, y su famosa teoría 10/20/30. Según esta teoría, un pitch deck no debe contener más de 10 slides, no debe durar más de 20 minutos y no debe incluir textos de tamaño inferior a 30 puntos. 

Hay que decir que en los 70, cuando Guy Kawasaki formuló esta teoría, no existía Genially. De lo contrario, seguro que hubiese tenido en cuenta la animación y la interactividad. Y es que hoy en día, por suerte, contamos con recursos más efectivos para llamar la atención de la audiencia que los caracteres de 30 puntos.

Existen muchas herramientas online para crear pitch deck. Si utilizas Genially, obtienes una serie de ventajas interesantes. Para empezar, encontrarás varias plantillas gratuitas diseñadas para este propósito.

Crear tu pitch deck a partir de una plantilla facilitará mucho tu trabajo, ya que contiene la estructura que necesitas y un diseño impactante, con lo que ya tienes resuelta esa parte. Así puedes centrar tus esfuerzos en reunir la información óptima para transmitir tu idea.

Otra ventaja de utilizar Genially es que te permite sumar dos recursos muy potentes para mantener la atención y crear el impacto que necesitas: la interactividad y la animación. Con la animación conseguirás la atención que buscas. Y puedes usar la interactividad para presentar la información de forma escalonada, cuando tus oyentes estén preparados. 

Mira esta plantilla de pitch deck para Startups: además de tener todos los slides que necesitas, es súper fácil de editar:

Recuerda, un pitch deck es una historia

La estructura de este tipo de contenido tiene mucho que ver con la de una buena historia. Un buen pitch deck tiene introducción, nudo y desenlace, y es importante que sea eficaz para crear un vínculo con tu audiencia. 

Al inicio de la presentación debe plantearse el problema que resuelve tu idea, pues sin conflicto no hay historia. A continuación irá desarrollándose la información que tus posibles inversores o tu público espera, avanzando hacia el final, donde queda todo el plan de negocios resuelto y aclarado. Ha de ser un desenlace feliz, que deje a tu audiencia con buen sabor de boca y, al mismo tiempo, con ganas de volver a oír a hablar del tema.   

¿Y esto cómo se aplica en la práctica? Las plantillas para pitch deck de Genially incluyen ya el storytelling y la estructura, con cada uno de los slides que puedes incluir. Recuerda que no es obligatorio seguir esto al pie de la letra: utiliza solamente los slides que necesites para expresar tu idea de forma convincente.

8 Errores a evitar

Ahora que has hecho el esfuerzo de reunir la mejor información y plasmarla en una presentación espectacular, no querrás echarlo a perder, ¿verdad? 

Luis García, CMO de Genially, enumera algunos errores a evitar. ¡Ojo! Tiene mucha experiencia creando y presentando pitch deck. Gracias a sus consejos, podrás conocer y evitar los errores más comunes:

  1. Escribir demasiado texto en los slides: Sintetiza tu mensaje, pon solo las palabras imprescindibles. De lo contrario, tu audiencia estará leyendo en lugar de escucharte. ¡Y tú tampoco debes leer los slides! Mucho mejor si consigues transmitir cada idea de forma visual.
  2. Incluir demasiada información, no saber poner el foco en un mensaje claro. No se puede decir todo sobre tu compañía, es clave jerarquizar la información e incluso se puede incidir repitiendo los mensajes más importantes. 
  3. Dar por sobreentendida la información. Es decir, estar tan “dentro de la caja” que no seas capaz de explicar con claridad tu negocio porque crees que se dan por sentadas cosas no obvias. 
  4. No ajustar el mensaje al canal o a la audiencia. No cometas el error de utilizar la misma presentación para todas las ocasiones: tu pitch deck no puede tener la misma estructura si vas a presentarlo que si vas a enviarlo por email. Y puedes necesitar presentar tu pitch deck ante audiencias dispares: no es lo mismo presentarlo a un concurso de emprendimiento que ante un grupo de inversores, ¡ajusta el mensaje para mejorar el resultado!
  5. No ser transparente y convincente con las métricas y explicaciones al acabar; esto puede destruir un gran pitch. 
  6. Hacer un mal cierre. Hay quien acaba su pitch diciendo: “bueno, y ya está” y esto rompe toda la magia que se haya podido crear. En muchas ocasiones también se pone la slide de cierre antes de tiempo y el efecto es muy malo. 
  7. No incluir una llamada a la acción clara: Este es un error muy común y suficiente para echar a perder todos tus esfuerzos. ¿Qué quieres conseguir de tu audiencia? Dejarlo claro es el primer paso para conseguirlo: asegúrate de no abandonar la reunión sin enviar la pelota a su tejado.
  8. No medir los tiempos: es muy común el error de centrarse mucho en las primeras slides y después tener que omitir información o pasar por alto puntos importantes. Casi todos los pitch deck tienen un tiempo determinado. Practica tanto como sea necesario hasta que tu discurso sea fluido, completo… y perfectamente ajustado al tiempo.

Plantillas para presentaciones de pitch deck

Pitch deck

Pitch financial

Presentación startup

Presentación startup color

Natalia De la Peña Frade
Natalia De la Peña Frade
Content creator: intento escribir cosas que te guste leer

Aprende todo sobre la comunicación interactiva en Genially Academy

Post relacionados

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *