Por favor, ¿alguien sabe qué es la interactividad?

5 minutos
Escrito por: Natalia De la Peña Frade
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

He buscado en Google qué significa ‘interactividad’ y me he acordado del primer diccionario que tuve cuando era pequeñita, en el que la definición de ‘berza’ era ‘col’, y la definición de ‘col’ era ‘berza’. 

Interactividad: cualidad de interactivo. 

Interactivo: que procede por interacción. 

Es como un callejón sin salida, ¿no te parece? 

Si quieres despejar tus dudas sobre el significado de esta palabra, es aquí. En Genially la utilizamos mucho, por eso sabemos muy bien qué es la interactividad y cómo funciona. ¿Sabías que es una de las características estrella de nuestra herramienta? Vamos a ver qué es y para qué sirve, todo explicado de forma muy fácil.

¿Qué es la interactividad?

La interactividad se refiere a la comunicación entre las personas y los dispositivos o los contenidos digitales. Es la capacidad de un ordenador, un programa o un contenido de responder a las acciones de la persona que lo está utilizando. En pocas palabras, es lo que te permite navegar por un sitio web, utilizar una red social o jugar con tu videojuego favorito.   

Gracias a la interactividad, la comunicación bidireccional entre personas y máquinas es posible. Es muy distinto de ver la televisión, escuchar la radio o leer el periódico, donde tu única opción es consumir o no el contenido que recibes.

Al hacer clic sobre un elemento interactivo, pasa algo a continuación: puede ser que aparezca otro sitio web, se abra una ventana o se descargue un contenido. Cuando interactúas con estos elementos, lo que se muestra depende de tus acciones. 

Imágenes, iconos, gráficos, enlaces, vídeos y audios forman parte de los medios interactivos, y se combinan con elementos animados que captan tu atención. Están programados para responder a tus acciones, sorprendiéndote y divirtiéndote. ¡Todo un arte! Es mucho más divertido y estimulante interactuar que leer párrafos y párrafos de texto o sentarte simplemente a escuchar. Al interactuar con un contenido, dejas de lado el papel de espectador o espectadora para adoptar el de participante.

Además, tú mandas. Tú eres quien controla qué contenidos quieres consumir y cómo quieres recorrerlos, quien decide en qué momento ver más información. ¡Por eso gusta tanto!

¿Quieres verla en acción? Mira qué fácil es subir esta escalera. 

Todo es más emocionante si participas

Piensa en la escalera del ejemplo e imagínate que ves los diez consejos escritos en un texto. ¿Los habrías leído? Quizá sí, si estás interesado en los hábitos de vida saludable. Pero aunque nunca dediques tiempo a pensar en esto, seguro que no has podido resistirte a hacer clic en el botón animado, ¿me equivoco?

Es normal. Somos seres visuales y curiosos por naturaleza.  

Estas características humanas hacen que la interactividad sea muy útil para potenciar la comunicación y el aprendizaje. Por eso tiene tantas aplicaciones, desde la educación hasta los videojuegos, pasando por el marketing y otras actividades de las empresas. Y también es la base del funcionamiento de las redes sociales, grandes protagonistas hoy en día.

Otro ejemplo:

Un elemento que se mueve en una pantalla como el botón que acabas de ver atrapa tu atención. Basta que sepas que es clicable para que tengas el impulso de hacer clic sobre él y ver qué pasa. Si sabes que detrás de un botón hay algo, tu naturaleza curiosa te lleva a interactuar para saber qué es ese algo que no está a la vista. 

Cuando necesitas comunicar una información, los resultados son muy diferentes si utilizas la interactividad. Piensa en cómo funciona contigo: no es lo mismo si te cuentan algo que si lo investigas por tu cuenta. 

Ahora piensa en las aplicaciones prácticas que tiene esto. Por ejemplo, si entregas una hoja de fórmulas matemáticas a un grupo de niñas y niños, lo más seguro es que no le hagan ni caso. Si les dices que tienen la misión de encontrar las fórmulas secretas y las escondes detrás de botones interactivos, conseguir la información se convertirá en algo divertido y estimulante, ¿verdad? ¡La interactividad engancha!

¿Qué niveles de interactividad existen?

Existen diferentes teorías sobre los niveles de interactividad, que distinguen tres, cuatro y hasta cinco niveles. Para hacerlo fácil, (no vaya a ser que te aburras y te vayas al Instagram de tu prima), vamos a diferenciar tres niveles o grados de interactividad: bajo, medio y alto. 

  • Nivel bajo o nivel pasivo es el que permite el funcionamiento del programa o el sitio web. El contenido es lineal, pero puedes navegar entre páginas, seleccionar opciones y realizar otras acciones sencillas. 
  • Nivel medio o limitado: este nivel incluye las características del nivel pasivo y añade algunas extra, como la posibilidad de interactuar con otros elementos. Gráficos interactivos, vídeos, audios, elementos arrastrables y más. Las teorías que definen cuatro tipos de interactividad hablan también de un nivel ‘moderado’, muy similar a este pero con un plus de personalización de los contenidos.
  • Nivel de simulación, que exige un diseño más sofisticado y proporciona una experiencia inmersiva. A las interactividades de niveles anteriores se añaden diferentes tipos de contenido multimedia, simulaciones basadas en la realidad virtual, gamificación… Es el tipo de interactividad que más engancha. 

Y después de la teoría… ¡Llega la práctica!

¿Te apetece jugar un poco con la interactividad?  Así pones en práctica todo lo que hemos visto. Las personas que entienden de estas cosas dicen que practicando es como más se aprende. En el siguiente breakout aparecen los tres tipos de interactividad:

Ahora que ya sabes qué es la interactividad, ¿se te ocurre cómo utilizarla para conseguir tus objetivos? En Genially, crear tus propios contenidos interactivos es muy fácil: no necesitas conocimientos de programación. Profesionales de todos los sectores y perfiles usan Genially en su día a día para enganchar a su público y mejorar su comunicación. ¿Quieres probar tú también?  

Natalia De la Peña Frade
Natalia De la Peña Frade
Content creator: intento escribir cosas que te guste leer

Aprende todo sobre la comunicación interactiva en Genially Academy

Post relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *