Situaciones de aprendizaje: una metodología centrada en el alumno

Avatar del autor

David Chacón Piris

Tiempo de lectura

6 minutos

icon

mayo 14, 2024

Índice

Unos de los retos actuales de la educación actual es adaptarse a las necesidades individuales del alumnado. Este artículo explora cómo las situaciones de aprendizaje pueden ser cruciales para una educación más personalizada y efectiva.

Como docente, puedes diseñar tus propias situaciones de aprendizaje y crear tu propio material didáctico. A lo largo de este artículo, encontrarás soluciones prácticas para empoderarte en este proceso creativo. Sigue leyendo y consigue que cada intervención educativa sea tan única como tus estudiantes.

La importancia de proponer desafíos 

La utilización de situaciones de aprendizaje como herramienta pedagógica se fundamenta en principios bien establecidos dentro del campo de la educación, y se apoya en las contribuciones de varios teóricos destacados. 

Grant Wiggins, por ejemplo, en su libro ‘Educative Assessment: Designing Assessments to Inform and Improve Student Performance’ (1988), resalta la importancia de implementar tareas o problemas que requieran que los estudiantes apliquen conocimientos y habilidades para superar desafíos

Wiggins enfatiza que estas situaciones deben ser diseñadas para ser significativas y relevantes, permitiendo a los estudiantes utilizar lo aprendido en contextos prácticos y cotidianos, bajo la premisa de que el aprendizaje es más efectivo cuando los alumnos perciben un propósito claro y personal en sus estudios.

De forma similar, John Dewey, brillante filósofo y pedagogo, argumenta en su obra “Experience and Education” (1938) que el aprendizaje efectivo ocurre a través de la experiencia y la reflexión subsiguiente. Dewey sostiene que las situaciones de aprendizaje deben ser problemáticas y desafiantes, diseñadas para fomentar la experimentación, la investigación y la reflexión crítica por parte de los estudiantes. 

Este enfoque se basa en la idea de que el aprendizaje alcanza su máximo potencial cuando los estudiantes están activamente involucrados y se enfrentan a retos que estimulan el pensamiento crítico.

Otras personas expertas en este campo subrayan la relevancia de las situaciones de aprendizaje como una estrategia pedagógica que se apoya en la participación activa y el compromiso profundo de los estudiantes con su propio proceso educativo.

Ejemplo de situación de aprendizaje

6 características de las Situaciones de aprendizaje

Antes de centrarnos en cómo las herramientas digitales te van a permitir diseñar tus materiales didácticos, vamos a hacer un recorrido breve por las características más importantes de una Situación de Aprendizaje.

  1. Integración de los elementos curriculares mediante actividades y tareas

Las situaciones de aprendizaje deben articular los elementos curriculares con actividades y tareas significativas que fomenten la resolución creativa y cooperativa de tareas de creciente complejidad.

  1. Contextualización y respeto en el aprendizaje

Cada situación de aprendizaje debe ser sensible al entorno socio-cultural del alumnado, estando contextualizada y siendo respetuosa con sus experiencias y formas de comprender la realidad. 

  1. Evaluación del desempeño

Es vital incorporar en las situaciones de aprendizaje métodos de evaluación que permitan seguir de cerca el progreso de cada estudiante, ajustando las estrategias didácticas según sea necesario.

  1. Diseño Universal para el Aprendizaje

El Diseño Universal para el Aprendizaje (DUA) se presenta como un enfoque inclusivo que busca eliminar barreras y ofrecer múltiples medios de representación, acción y expresión siendo necesario alinear nuestras prácticas de aula con los principios del DUA. 

  1. Transferencia y articulación de aprendizajes

Es fundamental diseñar situaciones de aprendizaje que no sólo transmitan conocimiento, sino que también enseñen a los estudiantes cómo aplicar estos conocimientos en situaciones reales y diversas para facilitar la transferencia de esos conocimientos, habilidades y actitudes adquiridos. 

Para conseguir esta transferencia es fundamental establecer objetivos claros e incluir diferentes modalidades de agrupamiento y trabajo. Así se promueve la interacción oral y el uso de recursos auténticos

  1. Fomento de valores del S.XXI

Al diseñar estas experiencias de aula tenemos que abordar temáticas como el interés común, la sostenibilidad y la convivencia democrática. 

Herramientas digitales al servicio de la situación de aprendizaje

Usar plataformas digitales simplifica la creación de los materiales de aula. Por ejemplo Genially ofrece a los docentes miles de plantillas con las que convertir sus ideas en recursos educativos visuales y dinámicos.

Con Genially puedes crear todo tipo de materiales didácticos, en los que puedes incluir vídeos, quizzes y actividades interactivas que se adaptan a diversos estilos de aprendizaje, te ayudan a mantener el interés de tus estudiantes y te permiten ofrecer retroalimentación instantánea.

Por eso miles de docentes crean con Genially materiales didácticos interactivos, que impulsan la participación activa del alumnado, aumentan su compromiso y mejoran su retención de la información. Y ¡sí! también te ofrece una plantilla para crear situaciones de aprendizaje. 

Esta plantilla, que surge de la colaboración entre Escuela de Maestros y Genially, hace que crear una situación de aprendizaje sea mucho más sencillo. Su estructura incluye todos los apartados propios de este recurso, y es a la vez flexible para que puedas adaptarla a tus necesidades. 

¡Échale un vistazo! Como puedes ver, este modelo facilita la planificación y ejecución de una secuencia de actividades que cubren las fases de motivación, desarrollo, síntesis y evaluación.

PLANTILLA

Situación de aprendizaje

La estructura de este diseño está creada para maximizar la participación y el aprendizaje efectivo del alumnado. Para facilitar aún más la implementación de esta metodología en el aula, lee la descripción de cada etapa a continuación. 

Estructura de la Situación de Aprendizaje 

  1. Bloque Inicial: Este segmento sirve como la piedra angular de la situación de aprendizaje. Aquí, el docente justifica la relevancia de la SA, selecciona la iconografía adecuada y define los referentes normativos que estructuran la situación de aprendizaje. Este paso inicial es crucial para establecer el contexto y los criterios de evaluación, asegurando que tanto educadores como estudiantes comprendan claramente el propósito y la dirección del proyecto.
  1. Actividad de motivación: En esta fase se describe la actividad propuesta y se inserta una rutina de pensamiento, ideal para esta etapa de la secuencia didáctica. La tarea asignada debe ser socialmente relevante y estar diseñada para captar el interés del estudiante, facilitando una conexión más profunda con el material de aprendizaje.
  1. Actividad de planificación: Se presenta un mapa visual de toda la secuencia didáctica, que involucra de forma activa a todo el alumnado en el camino que se va a seguir. Además, se proporciona un espacio para implementar estrategias de pedagogía ágil para el emprendimiento, como el uso de herramientas de organización tipo kanban o storyboard, que ayudan a estructurar el proceso de aprendizaje de manera efectiva.
  1. Actividades de desarrollo: Esta sección incluye una serie de páginas que se pueden duplicar según sea necesario. Comienza con una explicación de la fase actual de la secuencia, seguida de una titulada “entrada de nueva información”, donde se puede incorporar teoría esencial a través de videos o textos. Esto prepara al alumnado para los ejercicios que evalúan su comprensión de la nueva información. 

A continuación se presenta la actividad práctica relacionada con esta teoría, siguiendo el principio de ‘aprender haciendo’, que puede utilizar cualquier técnica o estrategia metodológica. También se incluye un espacio para el instrumento de evaluación, ya que estas actividades están asociadas a criterios de evaluación específicos que permiten medir el desempeño de los estudiantes.

  1. Actividad de síntesis: En esta etapa, se anima al alumnado a compilar toda la información adquirida durante las actividades de desarrollo y aplicarla en la creación del producto final. Esta parte de la secuencia didáctica se detalla en la siguiente página, donde se explica de forma pormenorizada cómo realizar el producto final.
  1. Actividad de evaluación: La última fase está dedicada a la metacognición del proyecto. Aquí se puede alojar una ficha de metacognición para facilitar la reflexión de los estudiantes sobre su propio aprendizaje, de forma que se promueve la autoevaluación y la comprensión profunda de su proceso educativo.

Este enfoque estructurado no solo facilita una organización clara y efectiva de las situaciones de aprendizaje, sino que también asegura que cada etapa del proceso contribuya de manera significativa al desarrollo integral de cada estudiante. 

Implementar esta metodología te ayudará a promover un ambiente de aprendizaje dinámico e interactivo alineado con los actuales objetivos educativos y con las necesidades individuales de cada estudiante. ¿Lo has hecho? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.

Picture of David Chacón Piris
David Chacón Piris
Co-Founder de EdM y profe comprometido con la mejora educativa

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *